Blog

[vc_row][vc_column][vc_column_text]En el día a día de un comercial existen múltiples momentos donde necesitamos actuar rápido con la información correcta. Esto se complica cuando tenemos la información descentralizada en diversas herramientas y Excels.

¿Qué puede salir mal? Cuando los datos se encuentran divididos y desordenados, es posible que se pierda información importante, se tomen decisiones equívocas y se realice una mala atención y gestión del cliente.

¿Qué quieren nuestros clientes? Que los conozcamos como la palma de nuestras manos, no quieren repetir sus necesidades, quieren que nosotros recordemos su situación por completo. 

Entonces, para brindar una buena atención y no perder oportunidades de ventas necesitamos acceder a la información del cliente completa y ordenada, rápidamente, para poder tomar decisiones y asesorar a nuestros clientes.

Un CRM puede brindarte todo lo que necesitás en el momento que lo necesitás. Para poner a prueba este enunciado…

Te contamos 5 situaciones donde un CRM te salva las papas:

crm-clientes-atencion

1. Malentendido con un cliente

Situaciones que odiamos profundamente, un cliente descontento por un malentendido. Más allá de las recomendaciones para evitarlos como no solucionar problemas largos vía mail, aclarar todo punto por punto, realizar reuniones o llamados, preguntar siempre si tienen consultas, brindar toda la información y no solo una parte, entre otras. Es posible que igualmente algún día se te presente ésta situación. ¡Mejor estar preparado! 

Imaginemos que un cliente te dice que le prometieron un beneficio en la contratación, pero ustedes no brindan estos tipos de beneficios. ¿Cómo comprobarlo? Junto al CRM.

Dentro de Zoho CRM, por ejemplo, tenés la posibilidad de acceder a todo el intercambio de correos entre el cliente y los diversos empleados de tu empresa, ver lo que se fue registrando en notas durante el intercambio y los llamados telefónicos que se hayan realizado con los comentarios.

Nota: Si tenés Telefonía IP, podés integrarla al CRM y poder acceder a la grabación de estos llamados telefónicos. 

¿Te falta información? Además, podés ver todo los cambios que se realizaron en el cliente u oportunidad gracias a la visión cronológica que te brinda.

2. Nos vamos de vacaciones

Cuando te tomás unos días de vacaciones, tenés que garantizar que las oportunidades que estás siguiendo no queden paralizadas hasta que vuelvas. 

Si un cliente está esperando respuesta sobre una consulta, está esperando una propuesta o se le debe hacer seguimiento para coordinar una reunión o cerrar una venta, debemos garantizar que se cumplan estas tareas sin importar que el comercial esté ausente por unos días.

¿Cómo? Gracias a las tareas y recordatorios podés asignar a otras personas una actividad a realizar para que puedan atender al cliente de la mejor manera. Además, podés etiquetarlos en notas y explicarles el contexto y los detalles de la oportunidad o cliente. 

Aclaración: El compañero que va a cubrirte va a poder acceder a toda la información necesaria en un mismo lugar.

3. Llamada entrante 

Te entra una llamada y te dicen “Hola soy Martín de DDH, quería saber si pudieron ver la consulta que realicé el día lunes”. Seamos francos, no te acordás de Martin, ni de la consulta, ni de DDH. 

¿Qué hacemos? El cliente tiene que sentir que ellos son los únicos, que los comprendemos y recordamos sus necesidades.

Sin embargo, al tratar con muchas personas y tener diversas tareas, es difícil recordar cada oportunidad. (Ojo, siempre trabajá con tareas y recordatorios para no dejar sin respuesta a un cliente)

Entonces, entrá al CRM, buscá al contacto/oportunidad y listo 🙂 Ya vas a saber todo lo necesario. ¡Así de fácil!

De esta manera, vamos a poder ver qué información desea, qué preguntas realizó anteriormente, desde dónde nos habla y adaptar nuestra conversación de la mejor forma posible a sus deseos. 

4. ¿Lead nuevo o contactado?

¿Les pasa que entra un correo y no saben si ya fue contactado o no? O, ¿Entra un lead nuevo por formulario o WhatsApp y no saben si fue contactado?

Bueno, esto es muy simple. Entrás al CRM, buscás al contacto y si aparece como “Nuevo” no fue contactado. Si la persona fue atendida por otro comercial, el estado debe ser pasado a “Contactado”. De esta manera, se pueden evitar problemas como contactar dos veces a la misma persona, demostrando una desorganización y mala gestión en la empresa. ¡No queremos eso! 

5. Oportunidad llevada en equipo

¿Qué pasa cuando una oportunidad es llevada por más de una persona? En ciertas ocasiones, al ser oportunidades importantes o por pedido del cliente, las mismas son trabajadas por más de una persona.

Esto quiere decir que puede haber comunicaciones donde vos no estás incluido, por ejemplo. 

Esto se soluciona con… un CRM. Ya que permite a cada uno de sus integrantes entender el estado de cada parte del proceso, del cliente o general. Junto al intercambio de correos, llamados telefónicos y notas con más información. 

En conclusión, puede mejorar la comunicación interna de la empresa, logrando que todos trabajen unificados y brindando una atención personalizada y perfecta.

Además, Zoho CRM te permite moldearlo a tu negocio, con una experiencia de usuario personalizada y reportes claros y eficientes para conocer cómo está creciendo tu empresa y qué hay que mejorar.

¿Estás listo para brindar la mejor atención posible a tus clientes? ¿Tenés consultas? Nuestro equipo de especialistas en Zoho puede ayudarte 😉 ¡Contactanos!

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column text_align=”center” width=”1/1″][minti_button link=”https://wa.me/message/ZJKJONH54X3LA1″ color=”color-2″ size=”medium”]CONTACTANOS[/minti_button][/vc_column][/vc_row]

Noticias relacionadas

¡Sigamos conectados!

Suscribite a nuestro newsletter para que no te pierdas nuestras novedades