Blog

gparadelo

Por Gabriel Paradelo, CEO de Expertizen

Muchas gente cree que si los datos suyos o de su empresa están en la Nube tiene más riesgos de seguridad. Las empresas que tienen sus propios centros de cómputos y servidores in house creen que sus datos están más seguros, pero esto no es así, ya que su protección, en muchos casos, no suele ir mucho más allá de un antivirus. Y, por otra parte, no tienen escala para dedicar recursos a investigación y especialistas en seguridad informática que monitorean constantemente la seguridad de los datos.

Por el contrario, las empresas grandes que ofrecen sus servicios en la Nube (casos Amazon, Google, Microsoft, por citar los más representativos) cuentan con recursos especialmente dedicados y especialistas que trabajan continuamente en reducir esos riesgos y dar mayor seguridad.

 En complemento con la seguridad, la otra ventaja importante de La Nube es la facilidad que da para disponer de servidores virtuales. Las empresas que suelen tener todo in house muchas veces no disponen de un espacio demasiado amplio para sus servidores y en las Nube pueden acceder a servidores de gran tamaño. En ese sentido, además, comprar un servidor puede tomar meses, mientras que en La Nube, pocos minutos bastan para disponer del servicio, configurado según las necesidades.

Qué elegir y cómo personalizarlo

Como decíamos al principio, lo más recomendable, al elegir un servidor en la Nube, es optar por alguno de los grandes: entre ellos los más confiables son Amazon, Google y Microsoft.

Los servicios que ofrecen aquellas empresas son similares. La manera de poder aprovecharlos de una forma más eficiente y personalizada es automatizarlos, lo que implica definir algunos temas de funcionamiento que se deben conocer. Por ejemplo, se puede definir que nuevos equipos se sumen, se prendan o apaguen según la demanda que van teniendo.

También, las compañías mencionadas permiten la contratación de servicios de bases de datos, de almacenamiento y análisis de alta performance. Siempre con una flexibilidad que tanto empresas grandes como pequeñas pueden aprovechar.

Además, según el tipo de servicio contratado, la empresa se desentiende, en distintos grados, de las tareas de mantenimiento y actualización.

En síntesis, hoy en día la Nube es más segura y se adapta a los cambios con mayor facilidad. A la hora de contratar uno de estos servicios, lo mejor es recurrir a alguno de los proveedores líderes, siempre contando con el asesoramiento de especialistas, para poder aprovechar todas las potencialidades y lograr un servicio personalizado.

Fuente: Itware Latam

Noticias relacionadas

¡Sigamos conectados!

Suscribite a nuestro newsletter para que no te pierdas nuestras novedades

Productos